S E R Y N O S E R


07 - 12 - 2008
Mirar a otro lado no nos hace compasivos sino que premia a los torturadores

Cuenta en su blog César Calderón la visita que ha realizado a la tristemente famosa Escuela de la Armada, la ESMA. El lugar al que, como recuerda, fueron conducidos 5.000 ciudadanos argentinos y del que solo salieron 200 con vida.


Hoy la ESMA ha sido convertida en el Archivo Nacional de la Memoria.  Toda una lección para nosotros, para nuestro país, para la pequeña España, tan proclive a las declaraciones de principios universales pero incapaz, siquiera, de reconocer las salvajadas que cometimos contra algunos de nuestros vecinos.



Porque de todo lo que sucede estos días en España con la Memoria Histórica, lo más frustrante, más duro, e incluso más revelador, es la capacidad que tienen algunos españoles de mirar para otro lado, negarse a saber, negarse a escuchar lo que pasó, vivir en un mundo falaz, feliz, como el de Aldous Huxley, o el de Matrix.


Volver la mirada, pasar página a las tropelías, a los abusos, a las violaciones, a los asesinatos, a las palizas, no le convierten a uno en un ser más compasivo sino que prolongan el horror, premia a los torturadores, castiga a los débiles, mantiene la tortura a las víctimas. 


Despertad. Eso es muy poco cristiano. Lo diga quien lo diga.

Enlace de Web Emisora: www.radiocable.com
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: