S E R Y N O S E R


23 - 02 - 2010
Genes, ¿somos lo que comemos?
¿Por qué cada vez las jóvenes alcanzan antes la pubertad? ¿Y por qué no cesa de aumentar el número de casos de ataques al corazón, cáncer o diabetes? Gracias al Epigenoma (un proyecto que va más allá del genoma) los científicos tienen ya evidencias de los cambios químicos que ocurren en la cadena de ADN y los mecanismos que activan o desactivan a los genes. Más concretamente, se ha descubierto que ciertos alimentos pueden llegar a modificar nuestro material genético para siempre. De hecho, un hospital en Holanda guarda archivos que prueban que decenas de embarazadas que consiguieron sobrevivir al hambre y la guerra de 1944, tuvieron hijos que a muy temprana edad enfermaron de cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares. Todo apunta a que el hambre reprogramó los genes de las jóvenes madres y esto fue transmitido a sus hijos. No se pierdan este documental que Odisea les presenta donde profundizaremos en uno de los descubrimientos más importantes en el campo de la evolución: cómo ciertas sustancias pueden modificar nuestros genes y cuáles de ellas resultan malignas para nuestro organismo.



Enlace de Web Emisora: documentalesatonline.blogspot.com
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: