S E R Y N O S E R


10 - 09 - 2010
Descifrando el Universo en el Siglo XXI
No existe el contacto físico realmente

¿Cuándo tocas algo realmente lo estás tocando? ¿Cómo funciona realmente el tacto? ¿Los sentidos nos engañan o el cerebro lo hace?

El tacto no realiza tanto contacto como se cree, la falsa interpretación de la percepción los sentidos se hace evidente.

Los sentidos no engañan, son detectores de la realidad que están limitados por una deficiente interpretación por parte del cerebro del mundo que le rodea. Así pues, tanto el empirismo como el racionalismo son sinónimos, en lugar de antónimos. Ambos dependen de la misma forma del cerebro.

Con anterioridad, alguna vez he hablado de los sentidos. Resumiendo, los sentidos nos muestran un holograma de la realidad del universo que nuestro cerebro utiliza para crearse su propia realidad. Muchos filósofos ya discutieron los problemas de la percepción de la realidad. Es una evidencia que los sentidos engañan al cerebro sobre lo que realmente está ocurriendo a su alrededor. O simplemente, muestran la pequeña cantidad de información que éstos son capaces de captar, que por pequeña que sea, al cerebro le cuesta mucho procesar e interpretar de forma correcta en muchas ocasiones. Miedo me da pensar la saturación de información para un cerebro capaz de captar todas las ondas, partículas, fotones y demás energías y fuerzas a las que está sometido en cada instante de su existencia.

Según la ciencia actual, el sentido del tacto o mecanorrecepción es aquél que permite a los organismos percibir cualidades de los objetos y medios como la presión, temperatura, aspereza o suavidad, dureza … El sentido del tacto se halla principalmente en la piel, órgano en el que se encuentran diferentes clases de receptores nerviosos que se encargan de transformar los distintos tipos de estímulos del exterior en información interpretable por el cerebro.

Después de leer la definición de enciclopedia del tacto, se me plantean más preguntas en vez de responder las dudas que tenía apriori. En primer lugar, en ningún momento leemos cómo captamos y percibimos ésos parámetros sobre los cuales el tacto nos da información; en segundo lugar tampoco aparece qué es eso a lo que denominan información interpretable por el cerebro.

Vamos a intentar responder dichas preguntas:

Todos los materiales y seres vivos -minerales, vegetales y animales- están formados, a nivel básico, por estructuras moleculares. Estas estructuras están formadas por elementos de la tabla periódica, que a su vez están formados por conjuntos una unión de neutrones, protones y electrones. Si vamos más allá, la física nos indica que el núcleo del átomo está formado por protones y neutrones que se mantienen unidos por una fuerza que se llama nuclear fuerte. Los electrones orbitan este núcleo atraídos por una fuerza llamada fuerza nuclear débil. Para hacernos una idea simplificada y a gran escala, la Tierra es el núcleo del átomo y la Luna sería el electrón que orbita la Tierra.

Retened la idea de la Tierra y la Luna como un átomo enorme y sigamos por la física de colisiones. El clásico ejemplo y ejercicio que todos los que hayamos hecho física de colisiones nos han planteado. Tenemos un tren A y un tren B. Por un fallo en el sistema de control de raíles viajan por el mismo carril en direcciones opuestas pero aproximándose entre sí. La consecuencia del impacto alguna vez la hemos visto en las noticias, ahora bien ¿qué ocurre físicamente? Entran en juego masas, velocidades, conservación de energía, choques elásticos o inelásticos, materiales, ecuaciones del caos y seguramente complejos modelos matemáticos de cálculo de fuerzas, ondas, expansiones y demás, pero simplificando, un conjunto enorme de átomos, con sus respectivas fuerzas nucleares impactando unos con otros, como resultado una energía expulsada y muchas formas y estructuras destrozadas.

Introduzcamos un poco de física nuclear. Cuando dos trenes chocan, los núcleos del metal del que están hechos no se modifican, es decir, a nivel atómico el núcleo del hierro, seguirá siendo hierro, porque vencer la fuerza nuclear fuerte, la que se encuentra en el núcleo del átomo, requiere mucha energía, unos 7 TeV mínimo, pero a nivel estructural y de cohesión entre átomos del hierro, ha quedado reducido a escombros. Podemos decir que los enlaces estructurales entre átomos han quebrado, emanando energía y lo mismo se puede decir de electrones que orbitan a este material –el hierro-. Donde pretendo llegar es que los trenes a nivel del núcleo atómico no se llegaron a tocar, los núcleos atómicos nunca llegaron a entrar en contacto ni impactando a 300 km/h.

La conclusión que podemos extraer es la siguiente: Mediante el tacto no somos capaces de tocar el núcleo del átomo, por lo tanto lo que tocamos no es más que una capa que se encuentra a una nanoscópica unidad de medida del núcleo, pero por muy pequeña que sea la distancia, no tocamos lo que teóricamente compone la materia. Las sensaciones del tacto no son más que la capacidad de captar la fuerza nuclear débil*, y mediante la detección de esa fuerza, que no es más que otro tipo de fuerza de las que existen en nuestro universo, nuestra piel es capaz de percibir, y nuestro cerebro es capaz de interpretar la presión, temperatura, aspereza o suavidad, callosidad… del material con el correspondiente estudio y procesado de esta energía.

*fuerza nuclear débil y fuerte: Realmente la ciencia le ha dado este nombre a la fuerza que une los electrones con los núcleos del átomo (débil) y la fuerza que une protones con neutrones en el núcleo(fuerte), todo y que sigue siendo un misterio como funciona. Para no complicar más la explicación, simplificaremos que esas fuerzas unen los átomos.

En caso que no os convenza, substituir dichas fuerzas por un agujero negro como el centro o singularidad del átomo y la materia exótica para explicar la orbita del electrón. En este caso percibiríamos la fuerza del agujero negro que tendría una carga distinta de repulsión a nuestro método de captación.

Si no os convence, podéis echar un ojo a la teoría de supercuerdas, que nos dice que los átomos no existen como los tenemos concebidos y se tratan de una cuerda en vibración. Entonces la energía que percibiríamos seria dicha vibración. En caso que ninguna interpretación del átomo os convenza, solo tenéis que formular vuestra propuesta… Actualmente la ciencia intenta dar la respuesta a como realmente son los átomos y realmente funcionan…

El cerebro como unión de dos mundos (energía – masa)

¿El cerebro es únicamente una herramienta para pensar o dirigir al cuerpo? ¿ Realmente conocemos el cerebro? ¿Es el cebrero un utensilio conector con otras dimensiones?

Descifrar el universo no es simple, y descifrar la herramienta que se usa para descifrar el universo es tan compleja como el universo mismo.

Vamos a tratar este tema del cerebro como unión de energía y masa partiendo de una simplificación del más pequeño elemento conocido, el átomo, (sin contar subpartículas, quaks y agujeros negros); Para acabar concluyendo con una extrapolación de la idea de la ciencia de partículas actual al gran desconocido, el general C (cerebro).

Empecemos por la explicación a nivel atómico de la masa/energía según la ciencia actual:

La energía ni se crea ni se destruye, se transforma. También conocemos que que E = m.c^2. (gracias a la famosa formula de Albert Einstein que dice que la masa puede convertirse en energía y C es la “constante de la velocidad de la luz en el vacío”) . Dicha formula ha demostrado en muchos experimentos y de hecho parte de la energía eléctrica que consumimos se genera a partir de las teorías de Einstein, mediante la fisión nuclear. En aceleradores de partículas también somos capaces de crear energía mediante las colisiones de partículas.

Y aquí viene la gran pregunta que la ciencia quiere dar respuesta este siglo ¿como la energía se convierte en masa? Según los físicos teóricos se intenta descubrir la llamada partícula de Higgs o la partícula Dios. Hemos comprobado que, a la inversa, todo parece seguir las leyes de nuestra física. Mediante masa sabemos transmutarla a energía, pero mediante energía no tenemos ni idea como se genera la masa. En pocos años se espera del gran colisionador de Hadrones situado en Organización Europea para la Investigación Nuclear (CERN, sigla que corresponde su antiguo nombre en francés: Conseil Européen pour la Recherche Nucléaire), cerca de Ginebra, facilite una respuesta a esta incógnita por parte de la comunidad científica. El problema radica en que esperan encontrar algo que los teóricos han imaginado(como se genera la masa) y se han creado detectores (instrumentos científicos de gran precisión para la detección de subparticulas) para ello, pero quizá la forma de dotar de masa a la energía funciona de otra manera a la que ellos esperan…

Vamos a exportar la idea a como funciona la masa/energía en el cerebro:

Digamos que el cerebro, la conciencia, el yo, es la unión de la masa y la energía. Parece funcionar mediante impulsos eléctricos generados por éste mismo y está compuesto de masa. Ahora bien, ¿qué significa esto?. Parece ser que el general C es capaz de transformar energía mediante masa, e incluso me atrevo a decir que actúa como para los físicos quánticos teóricos la partícula de Higgs.

Es decir, el cerebro es un puente bidireccional que transforma masa en energía y viceversa. Sin embargo, está unión de energía y masa va mucho más allá de una variación de potencial o cualquier otra energía utilizada por la ciencia: estoy hablando de un tipo de energía, imperceptible para la mayoría de seres humanos, que se encuentra en nuestro universo, en otra dimensión (solapada a nuestras clásicas 3 dimensiones espaciales), no somos capaces de percibir, pero que define lo que somos/seremos.

Concluyendo, al nacer el cerebro absorbe la energía que le es asignada, y se pone en funcionamiento. No voy a pretender dar una explicación a cómo y porqué absorbe una energía u otra aún. Según las religiones, o algunos filósofos a esto le llaman el “alma”. La idea que pretendo exponer se podría simplificar como una unión de “almas”, sin conciencia, sólo con recuerdos, experiencias y conocimiento ubicadas en otra dimensión puramente energética entremezcladas para sumar un todo. Al nacer, parte de esa unión energética se materializa en el cerebro.

Unas ideas o deducciones posibles extraídas de esta conclusión podrían ser que los animales y los hombres se diferencian en la cantidad de “energía o esencia” que pueden captar a la hora de nacer. De la misma forma, en humanos hay cerebros más predispuestos a captar energía que otros.

Otra posibilidad es que parte de la energía que contiene tu cerebro le puede permitir acceder o comunicarse con la totalidad de la energía disponible en la 11aba dimensión. Ya sea con entrenamiento (meditación) o predisposición al nacer. En esta 11aba dimensión se encuentra albergado todo el conocimiento adquirido y madurado por todos los cerebros a lo largo de la historia del universo. Incluidas, las conclusiones de otras especies, cuando éstas se han extinguido en el mundo material. Contribuyendo a la expansión del universo en todas sus dimensiones.

Incluso, dando una explicación pseudo científica algunos hechos/relatos propios de disciplinas que se alejan mucho de la ciencia y creencias actuales como serían el hecho de poder ver vidas anteriores a través de ti. Vaticinar el futuro. Hablar con “energías que lo conocen todo” (espiritismo). Contactar con energías que resultan familiares. Entre muchas otras posibilidades que dejo a la imaginación de cada uno. Solamente con el hecho de sincronizarte con la 11ª dimensión*.

*11 dimensión: véase el artículo: Descifrando el universo en el siglo XXI: Formación del universo, alternativa al Big Bang (versión 0.8 Beta)

La autocuración (símil de la guerra microscópica)

¿La medicina occidental es la clave para combatir enfermedades? ¿Solamente con el uso de medicamentos genéricos se puede curar cualquier agresión, externa o interna?

Quizá para muchos escépticos este artículo suene a misticismo, incluso para mí hace unos meses, pero se trata del mismo problema de la percepción: una vez eres consciente de que engaña, ves con más claridad.

A lo largo de la historia ha habido y habrá muchos métodos de medicina. Desde los ritos que se hacían en la antigüedad, el uso de plantas y otras pócimas para curar enfermedades, los sangrados y lavativas típicas de la Edad Media, incluso las terapias orientales con agujas, o las habilidades de los curanderos místicos… En la actualidad, llegados al siglo XXI, la medicina occidental generalista basada en experimentos con animales y muchos ensayos clínicos.

Me parece sorprendente que la gente confíe tanto en la medicina del siglo XXI, cuando realmente sólo lleva 200 años de investigación. La multitud se toma las pastillas que el médico le receta, que el doctor ha recetado en menos de 5 minutos, sabiendo que cada ser humano es diferente –sin hablar de la capacidad del doctor–, y por tanto, con una probabilidad del 99% de estar errando en el diagnóstico, pues en realidad no tenemos ni idea de cómo funciona el cuerpo humano realmente.

De entre todos los métodos de sanación, quiero tratar el tema de la autocuración:

Por todos es sabido que nuestro cuerpo dispone de un sistema inmunológico, compuesto de miles de diferentes “soldaditos” listos para enfrentar cualquier elemento extraño que entre en contacto con nosotros. Esos solados están dirigidos por un general, le llamaremos el señor C (de cerebro). No me gusta el símil que voy a realizar por temas bélicos, pero sirve como ejemplo.

La autocuración no es más que un ejército dirigido por un gran general C, que conoce todas las tácticas para vencer al enemigo. Para ello hace falta un estudio del enemigo y encontrar la mejor estrategia para acabar con él. A esto le llamaremos autocuración. Disponer de un general C preparado para entablar cualquier batalla, por compleja que sea, junto a un equipo de élite de soldados especializados en sabotear, infiltrarse, aturdir y eliminar a cualquier enemigo que entre en su territorio.

Para disponer de ese ejército preparado en el cuerpo sólo hace falta un buen entrenamiento que consiste en una buena alimentación, conocimiento de los posibles enemigos y sobretodo tener a todos los miembros motivados, que en este caso se conseguiría con un buen equilibrio del individuo (karma), positivismos y energías/ganas de vivir (destino). Es cierto que en ocasiones este ejército necesita la ayuda de la ciencia/medicina occidental, pero recordad que las pastillas sólo son las armas para luchar contra la enfermedad, pero sin soldados para llevarlas y un general para comandar la operación, las armas solas… ¡no funcionan!

Aquí finaliza el símil de la guerra por la supervivencia en el plano material del universo. Una constante guerra entre las defensas de nuestro cuerpo y las agresiones externas/internas a las que está sometido, para poder seguir alimentando la conciencia, el yo, para poder seguir caminando/pensando y viviendo en el mundo material.

La vida enterna y su sociedad

¿Es factible la vida eterna? ¿Qué problemas ocurrirían si se consigue evadir la muerte, a nivel personal y social?

Vivir sin tiempo sería un cambio tan difícil de comprender para la mayoría de humanos, como entender que hay otras dimensiones que existen y no son capaces de ver.

Tras un largo camino recorrido por muchas disciplinas para lograr el deseo de muchos seres humanos, cada vez está más cerca el camino para llegar al santo grial. Aquello que la religión nombró el cáliz de la vida eterna, y que muchas otras culturas o creencias anhelan descubrir también, se encuentra muy cerca, por no decir que ya se ha hallado por la ciencia del siglo XXI.

Hay varias formas de obtener la vida eterna, entre muchas posibilidades voy a proponer una: la Medicina regenerativa, con clonación de partes muy dañadas, sumándole epigenética ? y para el cerebro, un mantenimiento con nanomáquinas capaces de restaurar conexiones neuronales, inyectar las proteínas necesarias para evitar la necrosis celular y observar que no es afectado por ninguna bacteria/parasito u otra agresión. Todo ello, junto a una capa de titanio en el cráneo para reforzar la coraza del único órgano que no me atrevo a vaticinar que se pueda clonar con la información que hay en su “interior” por su complejidad.

Quizá aún no existe esta tecnología médica, o eso creemos, pero será una realidad en un futuro a medio plazo. Llegados a este punto, hagamos la hipótesis de que disponemos de la tecnología y capacidad de la “vida eterna” o al menos de larga longevidad. Ahora empiezan los problemas sociales. El primer problema que nos encontraremos será el acceso a esta tecnología/medicina que hará que la raza humana se fragmente en dos tipos de personas, los mortales y los inmortales con miles de problemas que una sociedad tan primitiva no será capaz de entender y probablemente acabe con el final típico al que nos tiene acostumbrados la historia del ser humano: una guerra.

Sólo hay que hacer un esfuerzo para pensar qué puede ocurrir si entendemos que nuestra sociedad está organizada en clases, y habría que incluir otra nueva clase social de dichas características. A esto súmale el odio, las envidias, rencores y ganas de destruir que residen en el interior de la mayoría de seres humanos, lo ponemos en un cóctel y obtendremos que la vida eterna supondría la muerte de la sociedad actual y seguramente incluya la muerte de la mayoría de sus integrantes en una guerra para o por conseguir/destruir la nueva clase social que ha nacido.

La alternativa sería que el ser humano al ser más longevo, aprovechara su nueva habilidad para contribuir a la mejora del planeta y evolucionar a una especie galáctica, poblando miles de los planetas habitables que se encuentran “cerca” nuestro. Pero para ello hace falta un cambio de mentalidad, que me atrevo a especular, para el cual no estamos preparados aún.

?Ciencia que estudia todos aquellos factores no genéticos que intervienen en la determinación de la ontogenia.

Ontogenia: desarrollo del individuo, encaminado en especial al período embrionario.

Los gobiernos: culpables del cáncer en la sociedad actual

“Hay verdades que deben ser contadas, aunque no gusten. La verdad es la aproximación humana más parecida a la realidad”

Durante el principio de siglo, una vez ya se encontraba teorizada la posibilidad de partir átomos, los gobiernos de muchos países como los de EEUU, Japón, Alemania, Francia, Rusia, entre muchos otros, quisieron experimentar con la idea de la energía nuclear. En aquel entonces no se conocía sus consecuencias, ni tan siquiera cómo funcionaria esa idea loca de golpear átomos y generar energía. Sólo sabían que si Einstein tenía razón (E = mc^2), era posible generar mucha energía con poca masa. En poco tiempo se pusieron a crear centrales nucleares para producir energía para crear alimento para toda la humanidad.

Creo… que me estoy confundiendo de raza: crearon armamento nuclear para ganar la Guerra Fría. Estos humanos ya me recuerdan más a lo que somos. Y claro, como todo experimento antes de estar en la fase final y listo para ser lanzado sobre Japón, se hicieron miles de pruebas “inofensivas” de los diferentes prototipos que se fueron diseñando por parte de todos los países implicados en el desarrollo nuclear.

Se sabe que la radiación es la energía que emanan los materiales no estables atómicamente, y que durante una explosión nuclear se generan isotopos inestables que desprenderán radiación alpha, beta y gamma durante su tiempo de vida, que dependiendo del átomo, puede ser muy largo. Con esto quiero poner de manifiesto que nuestra atmósfera está cargada de gran cantidad de material inestable preparado para hacer modificaciones sobre nuestras células: se trata del cáncer.

Realmente, les pareció poco llenar la atmósfera de iones inestables porque recientemente han empezado a hacerlo mejor. Vamos a por una clase de astrofísica rápida. La atmósfera terrestre la forman muchas capas de “aire”, en concreto la última capa se llama IONOSFERA, que es la encargada de desviar las partículas/radiaciones nocivas que vienen del SOL mediante su carga, y en ella se repelen como si de imanes de repulsión se trataran.

En la actualidad hay varios proyectos, HAARP entre otros, encargados de utilizar ondas electromagnéticas como armas para el siglo XXI. Muchos de estos experimentos están debilitando la Ionosfera permitiendo que los rayos nocivos del sol penetren en la Tierra, ayudando a mutar más células.

Sólo cabe decir a los gobiernos y la “inteligencia militar” (paradoja del lenguaje y del ser humano): ¡Gracias!¡Seguid así, vuestros hijos lo agradecerán!

Vida extraterrestre: no neguemos la evidencia

¿Estamos solos en el multiverso?

El que piense o crea que estamos solos en el universo/multiverso es porque su cerebro no es capaz de comprender/entender y asimilar la inmensidad del cosmos, sus innumerables galaxias que forman conjuntos enormes de estrellas que, a su vez, tienen en órbita una inimaginable cantidad de planetas donde la vida se abre camino.

Recientes estudios científicos no paran de revelar muchos exoplanetas (planetas orbitando a una estrella diferente al sol), y ese dato crecerá exponencialmente en un futuro. Así, ya somos conscientes de que nuestra parcela de Tierra que orbita al Sol es un ejemplo de algo común en el universo: pronto encontraremos seguramente una parcela parecida y de mayor tamaño. Hasta el momento, las parcelas encontradas, no disponen de jardines, lagos y unas temperaturas agradables para nuestra vida, como la Tierra.

Ahora bien, hay tres posibles interpretaciones al milagro de la vida en el planeta Tierra. La primera es que haya sido un conjunto de casualidades únicas que han hecho que se creara vida, podríamos llamarlo hasta un acto de “Dios”. La segunda, el disponer de un sitio privilegiado, con temperaturas moderadas, disponer de agua en estado líquido entre otras coincidencias, ha hecho posible el desarrollo de vida. Y la tercera, la que comparto, es que la vida está implícita en el universo; es decir: es inevitable que la vida surja a la mínima que es posible sin requerir nada especial, sólo una base soluble (no tiene por qué ser agua) y una fuente de energía de la cual nutrirse.

La vida extraterrestre puede ser tan diferente a nuestra evolución que para muchos sería imposible concebirla. La vida en otros planetas puede ser con base de disolución diferente a la nuestra, por ejemplo de metano, que utilice algo diferente al oxígeno para generar energía para su subsistencia. Incluso no tiene por qué disponer de esqueleto, piel, ni nada que exista en la tierra.

La vida habrá evolucionado según su entorno y los materiales que el planeta le ha podido proporcionar. Sin creernos diferentes a las demás especies alienígenas, si dicha posible vida microscópica y bacteriana se ha encontrado a gusto con su habitad, seguramente haya evolucionado a formas de vida más complejas. Con el tiempo y si la teoría de la evolución es cierta, se habría podido llegar a formar seres con conciencia e inteligencia en dichos planetas.

Llegados a este punto tenemos una especie extraterrestre, individualizada o que forman una sociedad, inteligente poblando un exoplaneta que tarde o temprano se le quedará pequeño y explorará el universo, siempre y cuando su cerebro haya conseguido descifrar ya gran parte de los enigmas del comos, que son necesarios para el viaje por él.

El viaje necesario para que se genere vida inteligente parece conocerse (según Darwin), sin embargo, la incógnita verdadera es el tiempo necesario de evolución para pasar de una bacteria unicelular a un complejo ser vivo con capacidad de pensar.

Teniendo en cuenta que nuestro universo se cree que tiene 13,7 billones de años y la tierra sólo 5.000 millones de años, y que pasados varios miles de años del “Big Bang” ya se habrían creado los planetas “aptos” para generar vida, es posible que la evolución lleve mucho más tiempo que el tiempo que hemos tardado nosotros al llegar a donde estamos. Esta es un incógnita que trato de desvelar, quizá la evolución propuesta por Darwin es correcta, sólo que requiere más tiempo que el que ha necesitado el ser humano, porque quizá ha recibido ayuda de otras especies que sí que han evolucionado y madurado en mucho más tiempo.

Quizá esa pregunta pronto tendrá respuesta. Hoy por hoy, me conformo con poder afirmar que hay vida en muchos planetas de nuestro universo y es probable que en más de uno se pueda considerar vida inteligente, con algunas sociedades más atrasadas y otras avanzadas a la nuestra, sólo por el hecho de no olvidar que el universo es viejo y nuestro sistema solar y planeta es un bebe en él.

Formación del universo, alternativa al Big Bang (versión 0.8 Beta)

¿La teoria del Big Bang es capaz de explicar la formación del universo?

Plasmar la suma de estas ideas para este descifrando el universo del siglo XXI sin intentar crear ninguna paradoja han sido el reto intelectual más complejo al que me he enfrentado a fecha de hoy.

Las siguientes líneas no se tratan de explicación simple, pues el universo no lo es. Me dispongo a unir las ideas de Platón, Newton, Einstein, Hawkins, Nassim Haramein y Rosen (entre muchos otros), junto a las mías. Es muy probable que necesitéis echar un ojo a las teorías del Big-Bang, teorías de Black holes (agujeros negros), teoría de multiversos, teoría de partículas llamada supercuerdas, teoría de la cuántica y teorías de los agujeros de gusano en caso que queráis contrastar la explicación que voy a dar a la formación del universo. Voy a ser directo…

Nuestro universo se encuentra albergado dentro de un agujero negro y a su vez, en nuestro universo hay “infinitos” agujeros negros que forman otros universos paralelos. Todos los universos se encuentran entrelazados entre sí, creando un multiverso. Para hacernos una idea más clara, un agujero negro absorbe materia hasta un punto llamado singularidad. La física actual no tiene una explicación a dicha singularidad. Voy a teorizar que dicha singularidad crea otras 11 dimensiones (teoría de supercuerdas) donde se alberga otro universo. De esta forma hay infinitos multiversos entrelazados (teoría de multiversos en burbujas y una espuma temporal que hace que se alberguen, en la onceaba dimensión) y me atrevo a pensar que son replicas de nuestro universo, no todos quizás, y ocurren realidades paralelas a nuestro mundo en muchos de ellos, aunque quizá no coincidan temporalmente en lo que llamaremos desfase.

Es decir, que entre universos paralelos hay desfases temporales, porque dicho agujero negro se creó en etapas posteriores o anteriores. Debido a que la creación de un agujero negro depende de la duración de una estrella, su masa inicial, es decir, su tamaño, y el tiempo que tarde en fusionar todos los elementos de su núcleo hasta llegar a la saturación gravitacional. Una vez llegada a su saturación, en caso que no se convierta en un pulsar o magnetar (estrellas unidas por neutrones que aguantan sin colapsar), es muy probable que dicha saturación rompa el tejido espacio/temporal dando lugar a otros universos en su interior. Como Einstein demostró mediante el observador externo, y las leyes de la física actual que nos dicen que los agujeros negros absorben la luz, es imposible mirar en su interior, a no ser que estés dentro de él, i la materia se destruye en el horizonte de sucesos, antes de entrar en un agujero negro, será complejo para la ciencia actual comprobar esta teoría hasta dentro de unos años.

Llegados a este punto, queda explicado que nuestro big-bang no fue más que un colapso por parte de alguna estrella hace 13.7 billones de años que dio lugar a nuestro universo. Pero queda dar explicación como se formó la estrella que dio lugar a nuestro universo. Para la cual, no dispongo explicación científica o metafísica aún. A fecha de hoy, solo puedo coincidir con muchos científicos/filósofos a lo largo de la historia que dicen que el universo, en este caso el multiverso es de estado constante y continuamente se encuentra en expansión/contracción como diría Nassim Haramein con el añadido que dichos movimientos crean nuevos universos y otros se colapsan para mantener el equilibrio del multiverso.

(Primer dibujo artístico de la nueva visión de la creación del universo. Se puede ver en el centro un agujero negro de donde se generan infinitos planos, donde en cada uno se alberga un universo. Estos planos o universos se encuentran todos enlazados, universos paralelos, con sus desfases. A su vez estos crean nuevos universos también enlazados mientras haya suficiente energía para crear nuevos. Una vez toda la energía se ha utilizado a lo largo del tiempo, todo volverá a contraerse al punto inicial. Para volver a iniciar una nueva expansión) Agradecimientos a Laura Salas por su concepción artística y aportar grandes ideas sobre la creación del universo.

El tiempo (pasado, presente y futuro), destino y Karma: una ecuación igualada a 0. (el símil de la ecuación)

Mediante el uso de unas matemáticas muy simplistas intentaremos ver la sociedad como un sumatorio de vidas cuyo resultado se equilibra de forma natural.

Tranquil@s, los que no recordéis mucho las matemáticas, podréis seguirlo sin problemas.

Supongamos que la vida es una ecuación del siguiente estilo donde f representa función:

f(Vida) = f(pasado) + f(presente) + f(futuro)

Hasta ahora solamente hemos divido la función vida en un sumatorio de tres funciones correspondientes al pasado, presente y futuro para poder tratarlos por individual.

Para incluir una escala de valores, daremos de dominio de la función vida [-10, 10], es decir, podrá tomar un valor REAL comprendido entre el -10, y 10. A esto le llamaremos KARMA.

Resumiendo, el karma se podría interpretar como la suma de sucesos de tu vida, si has tomado buenas o malas elecciones, te podría dar un valor comprendido entre -10 y 10, si existiera tal escala, el karma existiera y hubiera algún mecanismo para asignar nota a cada una de tus acciones.

Hagamos la hipótesis de que la naturaleza lleva el contador de tu karma, es decir: que el karma existe. Entones la función vida quedaría de la siguiente forma:

( Esta hipótesis me atrevo a formularla por una conclusión anterior donde llegué a pensar que estamos en el universo para expandirnos junto a él; y luego retroalimentarlo con nuestra expansión mental, siguiendo la teoría de que el universo se expande y contrae, y nosotros formamos parte de dicho universo, ergo nos comportamos con sus leyes.

F(vida) = f(pasado) + f(presente) + f(futuro) = [-10, 10].

Vamos a desglosar la fórmula en partes para analizarlas por individual:

F(pasado) es una función teóricamente constante que nos da un valor del -10,10, en función de las acciones realizadas. Digo teóricamente porque el pasado no se puede modificar a fecha de hoy.

F(presente) es una función donde intervienen variables, constantes y la función pasado. Constantes son todos aquellos acontecimientos que no dependen de ti, lo cual nos deja nuestras “elecciones” como variables, condicionadas a la f(pasado); no son decisiones libres al 100%. Ni tan siquiera nacer es una decisión libre, ya depende de otras funciones vida, y toda su complejidad. Representemos la función presente con las matemáticas clásicas:

F(presente) = ax + by + …….. + mn + k = [-10,10]

En esta ecuación se representan en un instante de tiempo, es decir, el presente como estado de transición entre el futuro y el pasado con sus múltiples constantes y variables que a su vez han de respetar e igualar las condiciones del KARMA antes descritas.

Por último describir la función futuro que no es más que la suma de todas las funciones presente que forman tu función pasado.

F(futuro) = ? f(presente) + f(presente actual) + equilibrio (llamalo karma o destino, o ambas)

O lo que sería lo mismo:

F(futuro) = f(pasado) + f(presente) + equilibrio (llámalo karma o destino, o ambas)

Hasta aquí tenemos un modelo para catalogar una vida por individual en función de sus acciones pasadas; el estado que se encuentra en el presente, junto al componente de equilibrio que nos dará lugar al futuro.

Pero no todo el trabajo esta hecho, ahora la idea para llegar al equilibrio con la sociedad, o todo el conjunto de individuos a los cuales eres afín, que a su vez son afines a otras personas, y estas a otras… Y pensando el todo el entramado relaciones que existen entre todos los humanos de la Tierra, creando un macro grafo de unión entre personas, como si de una tela de araña a nivel mundial se tratase, que a su vez por individual responden a la ecuación de la f(vida) y en conjunto representan:

?f(vida) = 0.

Como en todos los ecosistemas de la Tierra estudiados, hay algunos mecanismos que hacen que estos tiendan a equilibrarse. Siempre hay desajustes, pero a largo plazo tienen a equilibrarse. Pienso que la especie humana no tiene privilegios sobre estas leyes: nos pasa igual que a muchos ecosistemas.

Y a la vez, puedo llegar a comprender que el mecanismo de equilibrio premia a las personas que ayudan a dicho equilibrio y elimina a quienes lo desequilibran. Siempre lo hace de forma invisible y muchas veces injustamente para la mayoría de mortales, que no somos capaces de ver un Todo más allá del egoísmo individual, afán de corrupción y avaricia, poseyendo materia, y alejándonos de la energía que en un principio fuimos.

La vida (Símil del póker)

“Cada descifrando el universo en el siglo XXI se hace más complejo y “místico”, porque hacer metafísica o filosofía con ciencia y pseudociencia no es tarea fácil. Se empieza por la ciencia, pero cuando esta llega a su límite, es necesaria de la filosofía para dar una explicación al mundo”

“Gracias por convertir y filtrar mis ideas. Albert Einstein no hubiera publicado nada, si no hubiera sido por su mujer, que le repasaba sus artículos” Dedicado a Jenny Ortiz.

“Unas buenas timbas de póker ayudan a entender el universo, gracias Il capo cañonieri!! Dedicado al Toni Candini.

La vida humana es el fragmento de tiempo que la materia del universo se une para crear a un individuo para luego éste, retroalimentarse de su experiencia. Si bien visto así puede crear confusión, si aplicáis la definición para el cuerpo del ser humano se cumple, una vez inerte, descomponiéndose, da lugar a vida animal, sirviendo como abono para la vegetal.

Y para la mente, nadie puede decir a dónde va, o dónde no va, o si se va, o se volatiliza simplemente… A nivel de conjeturas, se sabe que el cuerpo cuando muere pierde un peso de 21g, no asociables a nada explicable de forma científica*. De la misma forma, sabemos que la energía ni se crea, ni destruye: se transforma. No es una locura, hasta pensando científicamente podríamos decir que el “yo” convertido en energía, vuelve al universo y éste lo recicla sin entrar en más detalle, para no tener que llamar a la puerta de la religión.

Supongamos que la “vida terrestre” (el tiempo que permanece una persona “viva” en la Tierra, sin presuponer que antes o después exista algo más, pero tampoco negándolo) es una grandísima partida de póker, concretamente de Texas Hold’em donde te lo juegas todo y tu rival es el “destino**”.

El símil del póker

Como se dice del póker, a lo largo de una noche, cada jugador dispone de todas las manos posibles. Para ganar sólo debes tomar las decisiones adecuadas, con las manos adecuadas y anticipándose al comportamiento de tus rivales, junto con algo que llamaremos “intuición”, para leer sus cartas, es decir: sus situaciones susceptibles a modificar tu destino.

Sigamos con el Texas hold’em, …Que las cartas se vayan descubriendo poco a poco, da la ventaja de ir anticipando y acotando cada vez más el resultado final, que mediante unas normas, en este caso las matemáticas, puedes calcular porcentajes de tus posibilidades de éxito. Otras características del póker atribuibles a la vida, por ejemplo serían: es el hecho de no ir a una mano, intentar sacar más beneficios a una mano buena tuya, hacer faroles, dar impresiones… todo ello hace que el póker sea como la vida.

¿Y qué es el póker? Es un sistema cerrado de N cartas y M partidas que se reparten al azar a X jugadores que disputan una partida. ¿Y dónde queremos llegar? El póker un sistema cerrado de cartas con N cartas y M partidas donde las cartas se organizan una encima de otras, después de Y barajadas por parte de una persona Z, cortadas por una persona A, y repartidas siempre hacia el mismo sentido y utilizando el mismo procedimiento que conociendo el estado inicial de las cartas y todas sus variaciones. Así pues, se sabe cómo será una mano antes de jugarla.

Y así es la vida. Un juego marcado por un destino, el cual tú puedes jugar o no, en ese momento. Tienes una “decisión”, fruto de un cerebro, en un estado inicial, unas variables que calcular, con una bioquímica determinada, que en ese momento te dará la respuesta, que puedes creer que es “libre o fruto del azar”, o fruto del destino… como demuestra el símil del póker ;y así con cada razonamiento que nos planteemos.

* Articulo relativo a los 21 gramos del alma, se puede localizar en la sección de metafísica.

** Destino: Según mi artículo descifrando el universo su definición es: En un universo donde todo se comporta de una forma que el ser humano no es capaz de comprender, existe la suerte o azar. En un universo donde se conocen todas las variables y sus infinitos estados cuánticos, existe el destino o la inevitabilidad. Incluido el caos, sigue unas normas que pueden conocerse, y descifrarse, para dejar de llamarse caos y convertirse en una variable más de la ecuación.

El conocimiento y la inteligencia

Desde muy pequeños se nos empiezan a enseñar palabras, imágenes, vamos creando recuerdos, luego aprendemos a relacionarlos, a ser capaces de razonar mediante lógica para llegar a entender el mundo mediante el uso de nuestro cerebro. E, incluso, unos pocos llegan a hacer que la mayoría entienda algo que, hasta entonces, era un misterio.

De la misma forma que la ciencia continuamente se equivoca y rectifica, me atrevo a pensar que estamos equivocados en la forma de entender el conocimiento y la forma de adquirirlo. Según Platón, el alma dispone de todo el conocimiento del universo, y al caer al mundo terrenal, olvida todo ese conocimiento y luego el ser humano debe recordarlo. Como en el siglo XXI, auque es posible que exista el alma, no me atrevería a contradecir a Platón sin argumentos, voy a intentar dar una explicación más propia de la época.

Empecemos por un símil entre el universo y el cerebro humano: los dos son igual de desconocidos y apasionantes. Imaginemos el cerebro como una red de carreteras inmensa y en total oscuridad donde hay luces cada X distancia, representando el conocimiento. El conocimiento son las farolas que iluminan la carretera. Para entendernos, el consciente, la parte del cerebro que “dominamos” es capaz de moverse por las carreteras a oscuras, pero sólo recuperar la información de las partes iluminadas. El inconsciente es toda la extensa red de carreteras a oscuras.

Dejemos el cerebro a un lado para hablar del universo: el universo es también una red de carreteras oscuras (formadas de materia oscura o exótica, falta por demostrar de forma empírica, si bien casi con total seguridad en el universo existe materia que no es reflejada por la luz, ya que es necesaria para explicar la gravedad que afecta a la galaxias). Los planetas y las estrellas son los puntos de luz del universo, el conocimiento. Hace unos años creíamos que existía el vacío entre los puntos de luz que unen el universo, sólo recientemente sabemos que no está vacío, hay energía residual, partículas y muchas otras cosas que desconocemos.

Volvamos al cerebro, donde quiero llegar, es la conclusión que el cerebro no está vacío cuando nacemos, del mismo modo que el universo no está vacío como creíamos recientemente. Nace con mucho conocimiento, incluso podría llegar a pensar que no todos, pero hay cerebros que disponen de toda la información del universo en él codificado, y únicamente su portador la ha de recuperar. De la misma forma que hay narices más grandes que otras, hay cerebros con mas información grabada, “genéticamente” o mediante otro sistema que se escapa a nuestro conocimiento, que otros.

De estas conclusiones voy a plantear dos definiciones alternativas para conocimiento e inteligencia a las que se pueden encontrar en un diccionario.

Conocimiento: Información accesible por tu cerebro consciente del total de conocimiento del individuo (Número de farolas encendidas del cerebro).

Inteligencia: Capacidad de búsqueda en el total de información escrita en el cerebro (Por cuántas carreteras puedes viajar a oscuras, e ir construyendo farolas, para pasar por ellas más rápidamente en posteriores búsquedas).
Enlace de Web Emisora: descifrandoeluniverso.es
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: