S E R Y N O S E R


26 - 11 - 2010
Roving Bug: espiado por el móvil
Un juez estadounidense admite por primera vez que el FBI activó remotamente el micrófono del teléfono móvil de varios miembros de la familia Genovese (del crimen organizado de Nueva York) para poder escuchar las conversaciones mantenidas en su entorno.

El juez Lewis Kaplan también afirma que dicha técnica (conocida como roving bug, que en español se traduciría como dispositivo de escucha itinerante) funciona con independencia de que el teléfono esté o no encendido...

Aunque es la primera vez que se reconoce públicamente el uso de esta técnica, su existencia ha circulado como rumor durante años. De hecho, la Oficina de Seguridad del Departamento de Comercio de EE.UU. avisa sobre ella en su web.

Las capacidades de los teléfonos móviles actuales también permiten otras técnicas de espionaje, como la instalación remota de software capaz de ocultar el establecimiento de llamadas a las oficinas de inteligencia o permitir la activación del micrófono incluso con el aparato desconectado. Al parecer, los móviles Nextel, Samsung y el Motorola Razr serían los más fáciles de manipular mediante este tipo de software.

Si al cóctel le añadimos la reciente información, nunca desmentida, de que "cualquiera" puede manipular un teléfono móvil mediante SMS de servicio, ganas dan de retirar la batería mientras no se utiliza el teléfono, que parece hoy por hoy la única solución segura, ya que viene sustentada por las inapelables leyes de la Física.

Cualquier usuario de un móvil que active su alarma sabe que "apagar" el teléfono no significa apagar el teléfono.
Enlace de Web Emisora: www.kriptopolis.org
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: