S E R Y N O S E R


18 - 12 - 2010
El gran negocio de los productos naturales
Soy consciente al escribir este artículo de las muchas críticas que puedo recibir del sector de herboristerías y comercios de productos dietéticos o parafarmacias pero puedo afirmar con toda seguridad que estoy muy seguro y convencido de todas las afirmaciones que voy a verter en este artículo fruto de muchos años de experiencias muy vinculadas en el mundo de los mal llamados "productos naturales".

Llevo casi 25 años en el mundo de la agricultura biológica a nivel práctico y me asquea el modo en que se usa esta moda para hacer grandes negocios no solo con los productos, sellos de garantías, etc sino incluso con cursos a distancia o "títulos de master de agricultura biológica". ¿Pero cómo se puede ser tan falso y avaricioso en esta vida y pretender enseñar algo a distancia cobrando que solo puede trasmitirse con la tierra entre las manos? ¡Cuán falso e hipócrita es este sistema!

Nos quejamos de cómo funciona este sistema decadente y las alternativas las creamos a su imagen y semejanza. Un ejemplo lo tenemos en los productos naturales como las hierbas, tinturas, cremas, productos dietéticos o de alimentación integral. La mayoría opina que son muy caros y al alcance solo de los que tienen un poder adquisitivo elevado. Lo peor de todo es que parece como si se hubiesen puesto de acuerdo fabricantes y vendedores de estos productos para crear un consumo similar al de los demás alimentos, es decir: igual de contaminantes y sin respeto al medio ambiente. Me explico: cuando lo más lógico sería poder encontrar productos a granel como arroz integral, lentejas, pastas integrales, etc, resulta que nos encontramos con productos mini en envases de plásticos y de costes elevados que ocasionan más productos desechables y no ayudan nada al ecosistema ya que las materias son limitadas. Nosotros, por ejemplo, en EcoSalvia, no compramos en herbolarios ni tiendas de dietética, lo hacemos en comercios que venden a granel productos como arroz integral. pastas integrales, legumbres, harinas integrales, salsa de soja no transgénica en garrfas de 5 litros, copos de avena, etc... El resultado es escalofriante en lo referente a precios lo que da pie a pensar en el gran negocio de estos productos envasados en plan mini.

Por otro lado tenemos las panaceas de ciertos productos milagro que engañan a los consumidores. Un tiempo lo fue el hipérico, otro el aloe vera, etc y que aprovechándose de ello los fabricantes nos lanzan cientos de productos carísimos con la promesa de que nos lo curan todo. La naturaleza tiene el remedio, es cierto, y hay que saber ir a la fuente directamente, donde no está el negocio ni la especulación. Con los aceites esenciales ocurre por ejemplo que se venden en el mercado imitaciones sintéticas bajo el nombre de aroma natural, en otros productos nos venden productos derivados de la soja sin especificarnos si es de cultivo transgénico o biológico, productos elaborados con harinas blancas mezcladas con salvado, etc... El negocio de los productos naturales está servido señores. ¿Para cuándo los productos a granel en herbolarios?
Enlace de Web Emisora: www.ecoaldea.com
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: