S E R Y N O S E R


20 - 12 - 2010
Los líderes progresistas mundiales buscan vías para luchar contra las políticas del miedo
Una visión optimista del futuro frente a la ansiedad generada por la crisis económica, que explotan los conservadores. Con ese mensaje arrancó en Nueva York, con las Naciones Unidas como escenario, la reunión de alto nivel de líderes progresistas mundiales, en un intento por mirar más allá de la herida creada por la Gran Recesión.

El encuentro, organizado por el Center for American Progress y la Fundación Ideas, reúne a figuras consolidadas del progresismo, como los ex mandatarios Bill Clinton, Felipe González y Tony Blair, y a nuevas generaciones de líderes, representados entre otros por la ministra Carme Chacón y el alemán Matthias Maching.

"Las dos partes del Atlántico compartimos que la salida de la crisis no debe aumentar las desigualdades", iba a comentar Jesús Caldera, vicepresidente de la Fundación Ideas, en el discurso de apertura, durante el que pone de relieve que uno de los factores que explican la recesión es "la distribución regresiva de la renta".

El pesimismo domina. Por eso Chacón reitererará que "el pensamiento progresista se hace particularmente necesario" en este momento, para contener las políticas conservadoras y definir una agenda económica innovadora que mire hacia delante. "Por primera vez en décadas tememos que nuestro hijos vivan peor que nosotros".

Para responder a desafíos inmediatos, como el problema del paro y el incremento de la brecha social, se celebrarán mesas redondas en la que las antiguas y nuevas generaciones debatirán estrategias para "renovar" la agenda progresista. Retos que requieren de una mayor coordinación política internacional, apunta Caldera.

"Las políticas progresistas han tenido éxito cuando han ofrecido a sus votantes una visión optimistas de su futuro económico, basada en los valores progresistas de oportunidad", señalan desde el CAP. Se trata, reiteran, de "luchar contra las políticas del miedo y promover una sociedad incluyente y tolerante".

Pero antes de eso, los participantes deberán determinar si los principios progresistas siguen siendo los más apropiados para hacer frente a los desafíos planteados por la última crisis, y cómo aplicarlos para la promoción de un nuevo paradigma económico "que genere una prosperidad compartida".

En este sentido, Caldera señala que hay políticas sociales que bien orientas permiten reactivar la economía. "No es solo un elemento de protección". "La sociedad que mejor reparte la renta tiene mejor salud, menos violencia y más capacidad de innovación, elementos esenciales para el desarrollo económico futuro".

La reunión de alto nivel pretende marcar así una nueva fase en la iniciativa Progreso Global. Los dos días debate servirán de base para las discusiones que a comienzos de abril tendrán lugar en Madrid, en el marco de la conferencia "Generación Futura", orientada a formar una nueva hornada de líderes.
Enlace de Web Emisora: www.webislam.com
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: