S E R Y N O S E R


03 - 02 - 2011
Funcionarios de Justicia reparten carteles contra los periodistas que denunciaron el fraude del horario
Funcionarios de la Ciudad de la Justicia han distribuido pasquines contra los periodistas de Levante-EMV que destaparon el fraude de los empleados públicos que fichan y se marchan. Uno de los carteles ha permanecido cuatro días colgado en la sede de la Fiscalía Provincial sin que nadie reaccione. El folleto recoge la imagen de un redactor del periódico y el siguiente texto: "Este es el chico que se dedica a espiar a los funcionarios. Así sabremos todos qué aspecto tiene. Se le ve mucho por la Ciudad de la Justicia. Es Ramón Ferrando". Los autores del pasquín han obtenido la imagen del periodista de su perfil de la red social Facebook.
Desde el primer día, algunos funcionarios se han sentido señalados por la información del periódico que reveló con imágenes difuminadas que medio centenar de empleados fichaba a primera hora de la mañana y se iba a los treinta segundos. Algunos empleados públicos han advertido de que las informaciones sobre el engaño son "miserables" y han exculpado a sus compañeros. La escusa más extendida es que iban a aparcar, a pesar de que algunos funcionarios incluso llevaban niños dormidos en el coche una hora y cuarto antes de la apertura de los colegios.
La tensión en la Ciudad de la Justicia ha arreciado tras la repercusión mediática que ha tenido la denuncia. Los funcionarios más críticos y agresivos insisten en que no entienden que el fraude cometido a diario por trabajadores que cobran dinero público sea noticia. Los empleados de la Administración de Justicia afirman que se sienten "perseguidos". Algunos funcionarios, asumiendo competencias que no son suyas, han tratado de evitar que los periodistas accedan a determinadas zonas de la Ciudad de la Justicia como la Fiscalía como represalia.
Un trabajador de la Ciudad de la Justicia ya advirtió al redactor de tribunales de este periódico que transitara con prudencia por los juzgados al tener constancia de que su fotografía estaba circulando entre los funcionarios de los juzgados, que responsabilizan a los medios de comunicación de su mala imagen. Algunos han ido más lejos y se han permitido colocar el pasquín con total impunidad en la Fiscalía. Una funcionaria incluso recriminó ayer a Levante-EMV cuando fotografió el cartel en el interior de la sede de la Fiscalía.
El director del periódico contactó ayer con el fiscal superior de la Comunitat Valenciana, Ricard Cabedo, y con la fiscal jefe de Valencia, para pedir explicaciones de lo sucedido. Ricard Cabedo mostró su sorpresa y malestar por los hechos. Teresa Gisbert aseguró que desconocía que el pasquín estuviera colgado en la Fiscalía que ella dirige. La fiscal señaló que hoy estudiaría el asunto.

Gisbert, fiscal del sector progresista

La fiscal jefe de Valencia, Teresa Gisbert, pertenece al sector progresista de la Fiscalía. Gisbert fue nombrada fiscal jefe en 2008 y hasta ese momento era la coordinadora de la sección de Menores. Teresa Gisbert anunció cuando asumió su puesto que una de sus prioridades iba a ser la creación de una sección que se encargara de la protección del honor y la imagen de las personas a través de internet. La responsable de la Fiscalía de Valencia accedió a su cargo tras el nombramiento el 21 de enero de 2008 de Ricard Cabedo como fiscal superior de la Comunitat Valencia. Ricard Cabedo es actualmente el superior jerárquico de los tres fiscales jefes de la Comunitat Valenciana.
Enlace de Web Emisora: www.levante-emv.com
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: