S E R Y N O S E R


07 - 04 - 2011
Japón contamina el mar y recibe duras críticas desde el OIEA
EFE.- La empresa Tokyo Electric Power (Tepco) comenzó este lunes a lanzar al mar miles de toneladas de agua radiactiva proveniente de la planta nuclear de Fukushima (Japón) con el fin de facilitar las tareas de sus operarios, a los que la contaminación impide avanzar en algunas zonas.

La operación, que comenzó a las 19.00 hora local (10.00 GMT), implicará arrojar en las próximas horas al océano Pacífico 11.500 toneladas de agua procedente de los depósitos especiales y del sótano de los reactores 5 y 6, las únicas de las seis unidades de la central que están controladas por el momento.

Esa agua excede cien veces el límite legal de yodo-131, un nivel relativamente bajo en comparación con el del agua que inunda algunas de las áreas de la planta nuclear, cuya radiación es de hasta 100.000 veces superior.

La Agencia para la Seguridad Nuclear de Japón insistió en que la operación no entraña riesgos para la salud, mientras el portavoz del Gobierno japonés, Yukio Edano, puntualizó que es una medida de emergencia y que Tepco debe vigilar su probable impacto medioambiental.

El objetivo de Tokyo Electric Power es dejar espacio en los depósitos para almacenar el agua altamente radiactiva que inunda los edificios de turbinas de los reactores 1, 2 y 3, y que dificulta las labores de los operarios para enfriar esas unidades.

IMPREVISIÓN. El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) criticó a la empresa operadora de la planta nuclear de Fukushima tras constatar que no tomó las medidas adecuadas para evitar el accidente en esa central atómica causado por el terremoto del 11 de marzo.

“En retrospectiva, las medidas tomadas por el operador no fueron suficientes para evitar este accidente”, dijo ayer el director general del OIEA, Yukiya Amano, en rueda de prensa en Viena.

Amano hizo esta afirmación tras recordar que ya en 2007 se produjo un accidente nuclear en una de las centrales de Tepco, concretamente en la central que está ubicada en Kashiwazaki, en la prefectura de Niigata.

Por otra parte, Amano destacó hoy que la agencia nuclear de la ONU quiere fortalecer el régimen internacional de seguridad nuclear como consecuencia del accidente de Fukushima.

“Es mi gran deseo que las normas de seguridad sean más fuertes y que tengamos más capacidad para ayudar a los Estados miembros a asegurar en el futuro la seguridad nuclear para que no se repitan estos accidentes”, manifestó el Director Genera, y citó a una asamblea para junio.

AUXILIO RUSO. Japón pidió a Rusia un equipo para procesar los vertidos radiactivos líquidos producidos por la averiada central nuclear de Fukushima, anunció ayer Rosatom, el consorcio estatal atómico ruso.

“Si a la parte japonesa le convienen las características técnicas de ese equipo, éste puede ser trasladado a la zona de Fukushima en un plazo breve de tiempo”, aseguró Serguéi Nóvikov, director de comunicaciones de Rosatom, según agencias rusas.

Ese equipo especial “Landish”, ideado en su momento con financiación nipona para poner fuera de servicio los submarinos atómicos soviéticos, procesa hasta 70 toneladas de residuos radiactivos líquidos por día.


Piden no más energía nuclear

EFE. La organización ecologista Greenpeace abogó este lunes por que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) abra las puertas a un mundo libre de energía nuclear tras la catástrofe en la central japonesa de Fukushima.

“La crisis en Fukushima continúa y nos recuerda sin ambages que algo así como una seguridad nuclear simplemente no existe, sino sólo riesgos atómicos”, afirma Jan Baranek, director de la campaña internacional contra la energía nuclear de Greenpeace, en un comunicado.

La nota fue publicada ayer en Viena con motivo de la quinta conferencia de revisión de la Convención de Seguridad Nuclear (CNS) que se abrió este lunes en la sede del OIEA, en la capital austriaca.

Para Baranek, los riesgos de la tecnología nuclear “son cada vez mayores debido a la combinación potencialmente letal de errores humanos, fallos técnicos y catástrofes naturales”. El experto confía en que el mundo abandone por completo la energía nuclear.


La industria atómica cambiará

EFE. El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, advirtió hoy de que tras el accidente nuclear de Fukushima el mundo y la industria atómica no pueden seguir “como si nada hubiese ocurrido”.

“Las preocupaciones de millones de personas de todo el mundo sobre si la energía nuclear es segura deben ser tomadas en serio”, dijo el japonés Amano en la apertura de la quinta conferencia de revisión de la Convención de Seguridad Nuclear (CNS).

“Una adhesión rigurosa a las normas internacionales más fuertes de seguridad y plena transparencia, en buenas y malas épocas, son vitales para restablecer la confianza pública en la energía nuclear”, aseguró el jefe de la agencia nuclear de la ONU.

Pero además, “está claro que hay que hacer más para fortalecer la seguridad en las plantas nucleares”, añadió.

A la reunión de Viena asisten los reguladores nucleares de las 71 naciones adheridas a esta convención internacional.
Enlace de Web Emisora: www.laprensa.com.bo
 
COMENTARIOS

07 - 04 - 2011
El Multón

¿Y no les ponen multas o sanciones internacionales por contaminar el mar?



Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: