S E R Y N O S E R


08 - 09 - 2011
Llamada de atención en la Junta de Accionistas del Banco Santander
PATRICIA MANRIQUE, 18 de junio de 2011

“Buenos días quienes poseen el presente. Yo no soy nadie, si estoy aquí es solo como la voz de un movimiento que ha tomado la calle. La intención del 15-M es hacer saber que ya valió de alimentar a un sistema moribundo a base de hipotecar el futuro”. Con estas palabras se refería Carlos Pesquera, en nombre del movimiento 15M, a la Junta de Accionistas del Banco Santander celebrada ayer en el Palacio de Deportes de la capital cántabra.

Mientras tanto, en el exterior del Palacio, se desarrollaba la protesta desde las 9.30 de la mañana. Pancartas, disfraces, banderas pirata, narices de payaso, pistolas de cartón, silbatos y cacerolas recibían a los accionistas.

Unos cinco accionistas, un profesor de ajedrez y un abogado entre otros, recogieron carteles de la manifestación del próximo 19-J tras acercarse a los manifestantes y darles su apoyo, además de sugerirles lemas para que cantaran, llamando defraudador a Botín y exigiéndole que trajera el dinero a España. Se referían a la noticia conocida recientemente de que doce miembros de la familia Botín, entre ellos Emilio Botín y su hija Ana Patricia, serán investigados por la Audiencia Nacional por presunta evasión fiscal. Los Botín habrían tenido oculto, sin tributar, dinero en un paraíso fiscal de Suiza. Los hechos denunciados se remontan a mayo de 2010, cuando las autoridades fiscales francesas informaron a la Agencia Tributaria española sobre una serie de personas con fondos en cuentas del banco HSBC Private Bank Suisse, entre las que estaban los denunciados, que no habían presentado las autoliquidaciones del IRPF y del Impuesto sobre el Patrimonio entre 2005 y 2009.

Botín, que presidía la Junta, tardó poco en interrumpir al portavoz del Movimiento. Pesquera, tranquilo pero contundente, instó al banquero a tener paciencia y continuó su discurso para acabar invitando a los presentes a unirse a las asambleas.

En la intervención de cuatro minutos, se denunció la inmoralidad de la banca y el injusto poderío de la entidades financieras cuyos gestores no han sido elegidos democráticamente, y se exigió el fin del sistema financiero actual por injusto y solo preocupado por los beneficios.

“El mal no se presenta a través de sociópatas, asesinos o grandes mentes criminales”, señalaba citando la teoría de la “banalidad del mal” de Hannah Arendt, “el mal aparece en nuestras sociedades a consecuencia de la ambición, de asumir el sistema sin planteárselo y de buscar en exclusiva el beneficio particular”.

La intervención en nombre del Movimiento 15-M refrendaba la anterior intervención de Jordi Calvo, del Centro Delàs de estudios por la paz de Justícia i Pau (Barcelona) y Annie Joh de Setem (Madrid). Ambos pertenecientes a la campaña “Banco Santander sin armas” informaron a los accionistas del tipo de transacciones que lleva a cabo el Banco, y los pingües beneficios que esta entidad obtiene del comercio de armamento.



















Enlace de Web Emisora: www.diagonalperiodico.net
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: