S E R Y N O S E R


17 - 11 - 2008
La creación no es algo concluido, sino una danza sin fin
La existencia como un viaje infinito del hombre y del alma y la idea moderna de que la creación no es algo estático y concluido, sino una danza sin fin de seres y cuerpos celestes, en fuga y cambio constante, fue expuesta ya en el siglo XIII por el filósofo y místico andalusí.



Carlos Varona, arabista y periodista, director del Instituto Cervantes de Jordania, ha descubierto, al preparar la primera traducción en español de "El esplendor de los frutos del viaje", que acaba de publicar Ediciones Siruela, que este autor ya vislumbró hace ocho siglos la idea de la "creación renovada a cada instante".



"A tenor de los últimos descubrimientos de la física y la astronomía, a nadie pueden escapársele los inquietantes ecos que estas ideas adquieren", ha advertido en una entrevista con EFE Carlos Varona, que ha viajado a España poco después de la aparición del libro.



"Ibn 'Arabi, el San Juan de la Cruz musulmán, está considerado uno de los más importantes teóricos del sufismo, la corriente mística del Islam, además de poeta.



En este libro, desveló, además de la idea de viaje infinito, una noción de radical importancia ontológica, en opinión de Carlos Varona: que la propia divinidad también 'viaja', como 'Soplo vivificador', 'Aliento animado', una especie de latido que mantiene vivo y despierto el cosmos.



En la Introducción del libro, Carlos Varona incluye una referencia a los nuevos hallazgos científicos sobre la expansión acelerada del Universo y una bibliografía.



"El universo -explica- no sólo se halla en expansión, como se sabe desde hace décadas y ya formulara Einstein, sino que esa expansión no puede ser recogida en una fría fórmula física, como cuando explota un objeto y sus partes se disgregan por el espacio".



"Hoy no se pone en duda -añade- que todo el cuerpo del cosmos recibe, por causas aún no aclaradas, una aceleración en el impulso de alejamiento de las galaxias y estrellas entre sí, no justificada por la explosión primigenia del Big Bang".



Siguiendo a Ibn 'Arabi, Carlos Varona recuerda que "el origen de la existencia es el movimiento y que la inmovilidad, a la larga o a la corta, significa la muerte".



¿Dónde radica la existencia? "El origen -afirma- está en el cambio, partiendo de un germen que se está buscando, lo que ahora llaman 'la partícula de Dios', un enigma que no conoces, y de ahí la riqueza del camino. Muchos viajeros han comenzado desfondados y ha sido el viaje el que les ha descubierto qué son... el poder del viaje es que hace mutar las cosas, sin mutación sería el final o la muerte para los seres".



"El viaje -precisa- es un ir mas allá de los límites habituales, un habituarse a romper de manera constante las fronteras de la mirada, para descubrir lo que no se conoce y aprender y hacer frente a los imprevistos y pruebas del camino, en el sentido de vía hacia la verdad".



Porque lo que quiere decir este libro, según Carlos Varona, es que el camino tiene que tener un sentido, la angustia se crea cuando vas de la nada a la nada y para Ibn 'Arabi el viaje es un puente para cruzar hacia nuestra esencia y es el que nos permite acceder al mundo de la imaginación creadora, distinta de la fantasía, que no tiene la capacidad visionaria de la imaginación y es enemiga y vulgarizadora de ella".



Carlos Varona, delegado de la Agencia EFE en El Cairo y director de su Servicio Árabe antes de asumir hace ocho años primero la dirección del Cervantes en Siria y actualmente en Jordania, está especializado en literatura mística musulmana.



Varona publicó anteriormente "El intérprete de los deseos", el primer libro que tradujo de este filósofo y místico andalusí, nacido en Murcia en 1165 y muerto en Damasco en 1240, cuya obra despierta hoy gran interés en el mundo y está siendo recuperada en EEUU y otros países.
Enlace de Web Emisora: www.webislam.com
 
COMENTARIOS


Nombre:

Web:

E-Mail:

Comentario: